domingo, 2 de noviembre de 2008

Wall•E y la magia del cine

Buenas noches,



Durante estos últimos días he visto bastantes películas nuevas, unas mejores, otras malísimas. Pero lo que me ha hecho venir aquí y escribir una nueva entrada tras tanto tiempo ha sido el hecho de haber visto una película que me ha tocado la fibra sensible, y he terminado muy emocionada, aunque con lágrimas no de tristeza, sino de "alegría". No sé si se puede llorar por ternura, pero sería lo más cercano a lo que me ha pasado.



Os recomiendo un título, y os pido que si no la habéis visto y este post os hace verla vayais a ella eliminando todos los posibles prejuicios que el género pueda conllevar: que es una película infantil, que es de dibujitos, etc.



Mi más sincera felicitación desde aquí a los creadores, porque han conseguido que el espectador se identifique con el protagonista, un robot hecho con trozos de metal. Han podido conseguir que le cojas cariño a Wall-E...



Los primeros cuarenta minutos, son, como otras personas han dicho en otras críticas, un poema visual. Casi sin diálogos, pero un disfrute. Más adelante la película cambia un poco de tercio, pero sigue manteniendo esa esencia.

En resumen tenemos una película divertida, muy entretenida, visualmente muy atractiva (muy bien detallada y definida por esa fábrica de películas que es Pixar), que transmite un mensaje que no debería ser olvidado: si seguimos al ritmo que vamos, terminaremos como los humanos en esa película.


No quiero dar nigún detalle de la película... pero las pequeñas cosas son la que importan

2 comentarios:

sally dijo...

Vaya, me la han recomendado muchas personas... entre ellas Carlos Areces, no te lo pierdas xD. Que dice que también lloró! Jajajaja.

Yo soy muy poco de llorar en películas y es que no me imagino cómo debe ser esta... ahora tengo la intriga, jejeje. La veré ;)

Gracias por la recomendación

Aída dijo...

Peli de llorar?? ufff lo que me faltaba! Pero me la apunto.

Qué bien que hayas revivido tu blog cultural.
Mira, hace un huevo que no me paso por tu fotolog... Soy lo puto peor. Ódiame, lo merezco.

Kisses & hugs :)